Jabón de manteca de Karité

El jabón hecho con manteca de karité nos ayuda a mantener la piel elástica e hidratada, por lo que este jabón es una buena elección para utilizarlo como jabón de ducha.



Además, la manteca de Karité es un regenerador celular natural, previene el envejecimiento de la piel y el cabello y tiene un intenso y duradero poder hidratante y nutritivo en rostro y cuerpo,  con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías.














Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA actuando como protector solar, antes y después del bronceado, protegiendo a la piel del sol y del frío. 


Además es un jabón precioso en cualquiera de sus diseños ¿no crees?










Comentarios