Aprendiendo a formular nuestro jabón.

Si estás en esta página, es porque ya te has animado a fabricar tu propio jabón, por lo que ahora te toca aprender a realizar un jabón artesanal  desde cero, para ello debes aprender a elaborar una fórmula, sigue leyendo y descubrirás lo fácil que es realizar tus propios jabones.




En esta entrada os voy a explicar como reazlizar un jabón artesanal desde cero. Al principio puede parecer complicado, tantas fórmulas y números, pero sigue las instrucciones y el ejemplo que pongo y verás que en realidad no es dificil.

En primer lugar debemos saber que cada aceite tiene un valor correspondiente de saponificación, es decir, no todos los aceites necesitan la misma cantidad de sosa para neutralizar a esta, sino que cada aceite, manteca o cera tiene un valor diferente. Para saber el valor de saponificación de cada grasa, utilizaremos la siguiente tabla básica de valores de saponificación:




ACEITE O MANTECA
VALOR DE SAPONIFICACION
Aceite de oliva
0,136
Aceite de girasol
0,137
Aceite de aguacate
0,133
Aceite de almendras dulces
0,138
Manteca de cacao
0,137
Aceite de coco
0,184
Aceite de sésamo
0,134
Aceite de soja
0,136
Aceite de ricino
0,129
Aceite de palma
0,146
Aceite de jojoba
0,066
Aceite de germen de trigo
0,134
Aceite de argán
0,191
Aceite de rosa mosqueta
0,188
Cera de abejas
0,094
Aceite de arroz
0,179
Aceite de girasol
0,189
Aceite de pepita de uva
0,181
Aceite de hueso de palma
0,247
Aceite de semillas
0,190
Aceite de neem
0,195


Elaboración de la receta:

1.  Primero debemos estimar el peso total del jabón que queremos realizar….100g, 200g…1kg, etc.
2.   Elegimos los aceites que queremos utilizar, que será aproximadamente el 70% de la fórmula.


3.  Una vez sepamos los pesos de aceites y demás grasas, deberemos calcular, con la tabla de saponificación la cantidad de sosa necesaria de cada aceite/grasa y sumarla, al final, para obtener un total.

a.      Multiplicar la cantidad de cada aceite/grasa por su valor correspondiente de saponificación (ver tabla de saponificación)

4.  Una vez tengamos la cantidad de sosa total, hallaremos la cantidad de líquido necesario, que es el 30% de la solución de sosa (es decir, la sosa +  el agua).
a.  Operación: cantidad total sosa /0,3 (30%)= solución sosa, pero como solo necesitamos la cantidad de agua, le restamos la cantidad de sosa total al resultado.
b.   Operación: solución sosa – cantidad total de sosa = líquido solo
5.  Una vez hechas estas operaciones tendremos los ingredientes para elaborar la receta elegida.


EJEMPLO

Queremos hacer un jabón que sirva para todo tipo de piel, que sea suave, nutritivo e hidratante.
FÓRMULA PARA 350 gr. aprox.
Aceite de oliva………............. 150gr
Aceite de coco ...................... 40gr
Aceite de almendras ............ 20gr
Aceite de ricino…………………..20gr
                                                                                                                          
Multiplicamos cada aceite por su índice de saponificación, así quedaría

Aceite de oliva………............. 150gr X 0,136= 20,4 gr
Aceite de coco ....................... 40gr X 0,184= 7,36 gr
Aceite de almendras ............. 20gr X 0,138 = 2,76 gr
Aceite de ricino…………………...20gr X 0,129 = 2,58 gr
             TOTAL  =  33,1  gr

Utilizando esta fórmula, ya sabríamos que para saponificar el total de grasas necesitamos 33,1 gr. de sosa.

Ese valor es la cantidad de sosa en gramos que debemos añadir a nuestra mezcla de aceites para saponificar completamente las grasas.
Sin embargo en los jabones naturales para su uso cosmético, se suele dejar un exceso de grasas, para que un porcentaje del aceite quede sin saponificar y el jabón sea más suave e hidratante y no nos agreda la piel. Este porcentaje suele ser entre un 8 y 10%.
Para conseguirlo, restamos un 10% al total de sosa, es decir

33,1gr -10%= 29,79gr. de sosa

Ahora ya sabemos que el total de sosa que tenemos que utilizar para nuestro jabón serían 29,79 gr.

 Una vez que tenemos la sosa, debemos averiguar el agua necesaria para nuestro jabón, por lo que atendiendo a la fórmula descrita anteriormente, dividimos la cantidad de sosa por 0,3, y nos dará el resultado del total de la solución de sosa

29,79 gr / 0,3= 99,3 gr

Pero como solo necesitamos la cantidad de agua, le restamos la cantidad de sosa total al resultado

99,3 – 29,79= 69,51gr de agua

Pesamos  la sosa, el agua por separado, a continuación, en una zona ventilada echamos la SOSA en el AGUA y la disolvemos, previamente nos habremos puesto los guantes y mascarilla para protegernos de posibles salpicaduras y habrá que tener cuidado con no aspirar los vapores, ya que son tóxicos.




            Mientras la solución de sosa va enfriándose, vamos pesando los aceites, primero el de oliva, después añadimos el de coco, ricino y por último pesamos el aceite de almendras que reservaremos para el “sobreengrasado”.



Calentaremos, si es necesario, los aceites (el de coco en invierno es totalmente sólido)






Una vez que la solución de sosa y los aceites  estén a la misma temperatura, vamos a proceder a mezclarlos, echamos la sosa sobre los aceites  y batimos durante un rato, 






















añadimos el aceite de almendras y seguimos batiendo hasta lleguemos a la traza (es como una mahonesa espesa)

Si deseamos añadir aromas o aceites esenciales, este es el momento de hacerlo, 

vertemos en el molde o moldes y abrigamos (si, lo abrigamos literalmente, puede hacerse envolviéndolo con una manta vieja) para que gelifique. 


Aqui podemos ver el jabón en pleno proceso de gelificación, en esta fase se llega a poner casi transparente y alcanza muy altas temperaturas. 




Al cabo de 24-48h desmoldamos y procedemos a cortar en pastillas.



             Dejamos curar y al cabo de 4 semanas ya está listo para usar 


Comentarios